Consejos Noticias

#QuedateEnCasa : cosas que hacer con la lencería

23 febrero, 2021

En España estamos a punto de cumplir un año desde que se declaró el Estado de alarma por emergencia sanitaria del coronavirus. Nuestras vidas han cambiado desde entonces, eso es algo innegable. En lo que respecta a la moda, hemos visto que las tendencias/propuestas de las marcas tienden hacia la comodidad, aumentando la demanda del loungewear y la ropa deportiva tanto para estar en casa como fuera de ella.

A día de hoy, me siento bastante agradecida de vivir en Canarias, pues si bien estoy buscando un cambio geográfico en mi vida, ahora mismo es un lugar con baja incidencia donde más o menos podemos hacer vida normal. Sin embargo, soy bastante consciente de que en el resto de España (y del mundo) la situación es más complicada, con cierres perimetrales, toques de queda e incluso confinamientos que siguen marcando una pauta de vida más casera (sumemos, además, la climatología fría y las escasas horas de luz del invierno).

Si este es tu caso y estás buscando cosas que hacer en casa, distráete con estas tareas relacionadas con la lencería -que, admitámoslo, quizá no las harías si no te vieses en esta situación forzada. ¡Vamos allá!

Revisar lo que tienes

Siempre, siempre, siempre guardamos algo viejo o que está en mal estado. Entiendo que hay prendas a las que les tenemos cariño, o que seguimos guardando  «por si acaso». Sin embargo, ocurre que la ropa interior tiene mucho trote y es posible que no nos hayamos percatado de que los elásticos se han gastado, los colores han desteñido, las telas se han dañado… Ni qué decir de las tallas o el cambio de estilo de vida. Abre los cajones y ve escrutando cada prenda de tu colección, incluso probándola si fuese necesario (algo imperativo en el caso de los sujetadores, que deben quedar perfectos) y prepárate a decirle adiós a las bragas, calcetines y sujetadores viejos o que ya no te gusten. ¡Haz espacio para lo nuevo!

Lavar a mano: ahora es el momento

La excusa de «nunca tengo tiempo» ya no vale. Si hay que estar forzosamente en casa, vamos a ponernos el propósito de realizar nuestra colada de lencería a mano. Para no agobiarte antes de empezar, puedes seleccionar aquellas prendas más delicadas o especiales y elegir lavar a máquina el resto. Una vez que vayas adquiriendo la costumbre, seguramente querrás ir añadiendo más.

Lavar a mano es, inequívocamente, la mejor forma de cuidar y conservar tus piezas por un mayor tiempo. En este vídeo te muestro cómo lo hago yo, de una forma muy rápida y sencilla.

Próximamente haré un vídeo sobre cómo lavar y secar, también a mano, los sujetadores con relleno. ¡Suscríbete a la newsletter para recibir el aviso!

Ordenar armarios y cajones

Ahora que ya has escogido lo que se queda contigo y que lo has lavado y secado adecuadamente, es el momento de poner orden en tus cajones o en tu armario. Existen cantidad de opciones para guardar y almacenar la lencería así que puedes elegir la que mejor se adecúe a tu espacio. Eso sí, con los sujetadores con copa moldeada no hay negociación: tienen que guardarse extendidos, no doblados.

Usar las prendas especiales

Quizás tengas alguna prenda exuberante o con un valor alto para ti que no lleves a menudo por miedo a estropearla. Ahora que hay que estar en casa, ¿por qué no lucirla sin miedo? La ropa está destinada no sólo a cubrir nuestro cuerpo sino a hacernos sentir bien. No desaproveches la ocasión de sentirte como una reina, incluso sin salir de casa. Elévate y no esperes a que llegue el momento «ideal»: créalo tú.

Mirar vitrinas o escaparates… online

Curiosear, elaborar una wishlist y comprar sin salir de casa es posible gracias al auge del comercio electrónico. Las posibilidades en internet son cuasi infinitas: sea en un marketplace o en una tiendas propia, tu próxima adquisición puede estar a un par de clicks de distancia. Eso sin mencionar que, habiendo descartado ya lo que no sirve  de tu armario, no habrá sentimiento de culpa. Si necesitas un poco de ayuda a la hora de comprar online, te recomiendo la lectura de este otro artículo.

Apoyar diseñadores independientes o comercio local

En línea con el punto anterior, puestos a comprar, ¿has pensando en apoyar a los sectores más necesitados? Hay tiendas pequeñas que, a pesar de no disponer de e-commerce, siguen atendiendo a través de redes sociales o por teléfono. La gran ventajas de comprar en el comercio de barrio es el trato personalizado y tan cuidado que recibes. Es una época dura, por lo que te recomiendo que, en lo posible, realices tu compras de forma local. Del mismo modo, si hay alguna firma independiente que tengas en el punto de mira, ahora es el momento idóneo para ayudarles a seguir adelante con sus diseños. Piensa que, sin ventas, muchos negocios tienen que cerrar, y si hay algún diseñador indie que te interesa no dejes pasar la ocasión antes de que sea demasiado tarde (¡que ojalá no! pero mejor no arriesgarse).

Personalmente, recientemente he realizado dos compras a firmas independientes: Na-Na Underwear y Mari Moth Lingerie. En mi canal de YouTube encontrarás los vídeos de Unboxing por si quieres echar un vistazo 😉

Conjunto sloggi zero feel lace

¡Y esto es todo por hoy!

Espero que os hayan gustado estas sugerencias para que el tiempo que pasáis en casa sea llevadero y productivo. El orden genera paz mental e ir de compras puede ser retail therapy para algunas personas.

 

 

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Piston 1 marzo, 2021 at 09:27

    Es un autentico regalo leer tus blogs. Es como convivir contigo y tu intimidad. Yo al menos te disfruto cada blog y cada foto. Tambien tu voz en los Instagram y YouTube. Gracias por compartirte.

  • Leave a Reply

    Marcas y Colaboraciones / Press & Media