Cuidado de prendas Noticias

Cuidados básicos para la ropa interior: cómo lavar, secar y guardar la lencería

30 julio, 2019

¿Sabes cómo cuidar adecuadamente tu lencería? Si quieres que dure y que mantenga su forma, este artículo es para ti.

Cuanto más cuides tu ropa interior más durará. Y cuando digo cuidar no me refiero sólo a la forma de lavarla sino también a cómo secarla y cómo guardarla. En este artículo te enseñaré cuál es la mejor forma de lavar, secar y guardar la ropa interior.

Cómo lavar la ropa interior para que dure

Seguramente ya has escuchado que no es bueno llevar el mismo sujetador dos días seguidos, por lo que si vas alternando dos o tres sujetadores durante la semana estás haciendo un buen trabajo.

Digamos que un sujetador que llevas tres o cuatro veces a la semana podría durar seis meses. Las partes de abajo pueden durar hasta un año. Sin embargo, en ambos casos, si se rompen o deterioran antes del tiempo estimado de duración hay que reemplazarlos. 

A mano vs a máquina

El lavado a mano con agua fría o templada (nunca caliente) y un detergente apropiado para prendas delicadas es, sin duda, la mejor forma de lavar la ropa interior. Si no tienes tiempo, lavar a máquina es otra opción si tienes las siguientes precauciones:

  • Seleccionar el ciclo de prendas delicadas y lavar con agua fría
  • Usar un detergente para prendas delicadas
  • Separar sujetadores de braguitas usando dos bolsas de lavado diferentes 

Usar la lavadora es cómodo, pero puede ser un método un poco agresivo. Recuerda siempre comprobar la etiqueta con las recomendaciones del fabricante, especialmente si los tejidos son delicados como por ejemplo la seda, que tiene que ser lavada siempre a mano. 

Imagen vía Musely

Cómo secar la ropa interior

Una vez lavada, ahora toca secar la ropa interior. ¿También fácil, no? Pues sigue leyendo, porque esta parte también tiene su truco.

Evita la secadora

Nunca uses la secadora para secar la ropa interior. Incluso si tienes prisa. Nunca. El calor de esta máquina puede romper los elásticos, arruinar las copas, dañar los corchetes y estirar el sujetador. 

Secar en una superficie plana

Extender los sujetadores con las copas mirando hacia arriba en una superficie plana y horizontal es la mejor manera de secar los sujetadores. De esta forma se evita que se estiren porque no estamos añadiendo tensión, como sí lo haríamos si los colgásemos por la banda o los tirantes, provocando que se estiren.

Colgada, con excepciones

Si los sujetadores se cuelgan de forma que ambos lados queden simétricos, también es una buena opción. Esta parte del sujetador no se estira, sin embargo no es una opción viable para algunos sujetadores que no se pueden doblar (como el Gioia, de Intimissimi), en cuyo caso mejor tenderlos en una superficie plana. 

Imagen vía Girls ask Guys

Cómo guardar la ropa interior

La mejor manera de guardar la ropa interior es en cajones o compartimentos lejos de la luz solar. Si el cajón es pequeño, las prendas se amontonan y no puedes ver con claridad lo que hay, por lo que recomiendo que busques un espacio más amplio donde guardar tu lencería, a ser posible diferenciada por categoría.

Antes de empezar

Vamos a hacer un poco de Marie Kondo. Cuando estés ordenando tu ropa interor, deshazte de aquella que no te sirva o que esté muy deteriorada. Si cuando te la pones no te sientes favorecida, tírala. Si tienen manchas que no salen, tírala. ¿Por qué guardar (y ponerte) prendas rotas, manchadas y que no te sientan bien? Mejor tener poco y bien que mucho y mal. 

En ocasiones, conservamos algún sujetador o prenda que nos cuesta tirar porque nos sienta especialmente bien. Mi recomendación es conservarlo para usarlo como referencia a la hora de buscar uno nuevo, incluso si es un modelo que ya no se fabrica. No tengas miedo de llevarlo cuando vayas de tiendas y mostrárselo a las dependientas o a las bra-fitters. Te ayudarán a buscar el sustituto perfecto.

Ahora que ya has seleccionado las prendas con las que te quedas, es hora de ordenarlas correctamente.

 

Imagen vía Pinterest

Sujetadores sin tirantes o con copas que tienen relleno

Todos los modelos que se puedan englobar en esta categoría pueden guardarse metiendo las copas de un sujetador dentro del siguiente. Esto es, estirados y con las copas mirando hacia arriba, como se ve en la parte izquierda de la foto. Doblarlos puede arruinar las copas, por lo que mejor no hacerlo. 

Algunos sujetadores incorporan tirantes de quita y pon. Para evitar estén desperdigados o que se enganchen y rasguen el tejido de otros sujetadores, puedes usar una bolsita de seda para almacenarlos y guardarlos en el mismo sitio que los sujetadores, así los tendrás siempre a mano.

Bralettes, bandeaus y sujetadores sin relleno

Estos modelos pueden doblarse a la mitad, con las copas enfrentadas. Puedes ponerlos unos encima de otros haciendo una columna, o en vertical uno detrás de otro para mejor acceso. Siguiendo con la misma foto, serían los sujetadores que están en el siguiente compartimento (el segundo empezando por la izquierda).

Bodys, babydolls, batas y demás nightwear

Puedes doblarlos con cuidado en el mismo cajón (o uno diferente al) de los sujetadores. Otra opción es colgarlos usando una percha de terciopelo o satén.  

Imagen vía Neatly Designed

Braguitas (todos los tipos)

La manera más cómoda es dobarlas y guardarlas en un cajón o compartimento aparte. Volviendo a Marie Kondo, busca una forma de ordenarlas que sea cómoda y práctica, que te permita ver y acceder a lo que tienes. Personalmente, yo diferencio entre estilos, colores y frecuencia de uso (diarias vs más especiales).

Imagen vía Juneberries Haven

Me encantaría mostraros una foto de cómo tengo organizada la lencería, pero ahora mismo estoy en itinerancia y sin hogar. Cuando me instale en mi nueva casa en septiembre quizá pueda documentarlo como es debido 🙂

Conclusión

Cuanto más cuides tu ropa interior más durará. Cierto es que con lo ajetreados que son nuestros días a veces es mucho más cómodo echar la ropa en la lavadora y presionar un botón (con el consecuente desgaste o daño), pero también es cierto que si hemos aprendido a desmaquillarnos religiosamente antes de irnos a dormir y a seguir una rutina de cuidado facial diaria, ¿por qué no buscar el tiempo para cuidar las prendas que más quieres? Al final, se trata de una cuestión de opciones y prioridades, y cualquiera que elijas para tu vida nadie tiene por qué juzgarla. Simplemente, como en todo, cuanta más información tengas mejor podrás tomar la decisión adecuada para ti.

Espero que este artículo haya cumplido su propósito. Recuerda que puedes usar los comentarios para realizar preguntas o añadir más información.

¡Nos vemos en el siguiente post!

You Might Also Like

4 Comments

  • Reply Cómo lavar los sujetadores: guía práctica - Viviendo Lencería 20 agosto, 2019 at 08:21

    […] Cuidados básicos para la ropa interior: cómo lavar, secar y guardar la lencería […]

  • Reply Los mejores productos para lavar la ropa interior - Viviendo Lencería 4 diciembre, 2019 at 11:39

    […] En un anterior artículos hablábamos sobre la importancia de lavar a mano mejor que máquina, además de otras recomendaciones para lavar, secar y guardar apropiadamente la ropa interior. […]

  • Reply ≫ Cómo lavar la ropa interior a mano - Viviendo Lencería 3 marzo, 2020 at 21:43

    […] Cuidados básicos para lavar, secar y guardar la ropa interior […]

  • Reply ✅ Cómo lavar las bragas menstruales - Viviendo Lencería 5 mayo, 2020 at 08:56

    […] anteriores episodios (lol) hablaba de cómo lavar, secar y guardar la ropa interior de una determinada manera es importante para conservarla por mucho más tiempo ¡incluso preparé […]

  • Leave a Reply