Consejos Cuidado de prendas Noticias

Cómo lavar los sujetadores: ¿es mejor a mano o a máquina?

20 agosto, 2019

Una vez escuché que no hace falta hacer un curso universitario para poner una lavadora, que algo tan simple como introducir las prendas en el tambor, echar detergente y presionar un botón lo puede hacer cualquiera. Sin embargo, del mismo modo que determinados tejidos requieren un cuidado especial, para lavar la ropa interior y que se conserve como el primer día debemos tener en cuenta una serie de precauciones. 

¿Con qué frecuencia se deben lavar los sujetadores?

Sudor, perfume, lociones corporales, desodorante… los sujetador absorben todo, por eso es importante lavarlos con frecuencia para evitar que esas sustancias perjudiquen la elasticidad y la durabilidad de los tejidos.

Frecuencia de lavado y frecuencia de uso

Los sujetadores diarios necesitarán ser lavados más a menudo que uno que te pongas en una ocasión especial. Es mejor ir rotando de sujetadores durante la semana y así evitar estar lavando siempre los mismos. Además , al dejar al menos un día de por medio (mínimo) le damos tiempo al sujetador para que recobre su forma y evitamos que se nos estire más de la cuenta. Esto quiere decir que si alternas dos o tres sujetadores durante la semana estás haciendo un buen trabajo.

Como regla general, después de ponértelo cinco veces ya es hora de lavarlo. Por supuesto, ten en cuenta que si sudas mucho, sientes que huele mal o si se mancha habrá que lavarlo antes. Para hacerlo hay dos opciones: a mano o a máquina. 

¿Por qué es bueno lavar a mano?

Lavar a mano los sujetadores siempre que se pueda es la manera más efectiva de alargar su vida, y es crucial cuando se tratan de sujetadores con almohadillas o push-up, pues las copas pueden perder su forma después de pasar por la lavadora. Ten en cuenta que un lavado a mano siempre va a ser más delicado que la lavadora. 

Imagen vía Musely

Cómo lavar los sujetadores a mano

Llena un recipiente con agua del grifo, templada o fría. Si prefieres usar el lavamanos o el fregadero, asegúrate primero de que estén limpios.

Añade el detergente al agua. Busca uno cuya fórmula sea indicada para prendas delicadas. En lugar de usar el tapón o el vasito del detergente como medida, usa mejor cucharitas como medida: una o dos son suficientes y lo agradecerás cuando llegue el momento del aclarado.

Si el sujetador tiene almohadillas o copas extraíbles, sácalas antes de lavarlas.

Cierra los sujetadores

Pon los sujetadores en el agua y ve girándolos mientras van absorbiendo el agua mezclada con el detergente. Déjalos en remojo al menos 15 minutos y no más de una hora. Si hubiera que tratar alguna mancha, frota con cuidado un poco de detergente sobre la misma.

Vacía el agua y aclara los sujetadores con agua fría hasta que salga limpia. Nunca retuerzas los sujetadores porque puedes doblar y deformar las copas. 

Deja que se sequen en una superficie horizontal (encima de una toalla, por ejemplo) o, si se pueden colgar, hazlo doblándolos por el centro y no por los tirantes, así evitarás que se estiren. 

Si quieres saber más acerca de cómo secar y guardar los sujetadores, haz click aquí

Cómo lavar los sujetadores en la lavadora

Cierra los sujetadores

Pon sujetadores de colores similares en una bolsa especial para lavar lencería o ropa delicada. Esto prevendrá que se enrollen unos con otros. Ten en cuenta que los sujetadores y las braguitas tienen que ir en bolsas separadas.

Lava con agua fría y elige el ciclo para prendas delicadas de la lavadora. La velocidad a la que gira el tambor durante el lavado es más lenta, y el centrifugado no será tan agresivo como uno convencional. 

Aunque vayan en la bolsa, lo ideal es no mezclar la ropa interior con otras prendas más pesadas en el mismo lavado. 

Cuando termine el lavado, sácalos de la bolsa y dales un poco de forma con las manos y cuélgalos o déjalos secar en una superficie plana. Si tienen mucha agua, presiónalos entre dos toallas (nunca los retuerzas).

Si quieres saber más acerca de cómo secar y guardar los sujetadores, haz click aquí

El correcto cuidado de los sujetadores alarga su vida

Lavar a máquina puede ser lo más cómodo, pero con un poco de dedicación lavar a mano se convierte en un hábito que hacer sin esfuerzo, especialmente cuando tienes sujetadores que por su composición requieren un cuidado especial (y en los que seguro has hecho un desembolso importante). Desde luego, cuanto más los cuides más durarán, y la parte de lavado y secado juega un papel bastante importante

A menudo, con las prisas y la vida ajetreada que llevamos no podemos o nos da pereza hacerlo y terminamos mezclando toda la ropa en la lavadora. Esto quizá sirva para prendas más cotidianas, pero si tienes alguna más exclusiva mi recomendación es dedicarle un poquito de tiempo para tener el cuidado correcto que la prenda se merece. Créeme que lo agradecerás.

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply Cómo lavar, secar y guardar la ropa interior - Viviendo Lencería 13 septiembre, 2019 at 13:14

    […] Cómo lavar los sujetadores: ¿es mejor a mano o a máquina? […]

  • Reply Los mejores productos para lavar la ropa interior - Viviendo Lencería 17 septiembre, 2019 at 08:42

    […] Cómo lavar los sujetadores: ¿es mejor a mano o a máquina? […]

  • Reply ≫ Cómo lavar la ropa interior a mano - Viviendo Lencería 3 marzo, 2020 at 21:34

    […] ¿Es mejor lavar los sujetadores a mano o a máquina? […]

  • Leave a Reply